INTHEOS BENEFICIARIA DE LA FUNCIÓN SOLIDARIA DE CIRCLASSICA

El pasado viernes, ‘Circlassica’ abrió sus puertas en el recinto ferial de Madrid (IFEMA) para ofrecer una función muy especial. Este espectáculo, ideado porEmilio Aragón junto a ‘Productores de sonrisas’, ha sido uno de los grandes éxitos de esta temporada, congregando a más de 180.000 espectadores tras su estreno en diciembre. Un show que ha hecho soñar tanto a adultos como niños con la magia del circo moderno, en un sentido homenaje a este arte que cumple 250 años de existencia.

En esta ocasión, los funambulistas, trapecistas y malabaristas salieron al escenario de ‘Circlassica’ para protagonizar un pase solidario, cuyo objetivo era recaudar fondos para ayudar a aquellos que más lo necesitan. Y la iniciativa tuvo una gran acogida.

Los más de 1.500 asistentes a la función quisieron aportar su granito de arena y apoyar la investigación de diferentes enfermedades. Gracias a su generosidad, se logró reunir un total de 80.000 euros, que será destinado a diferentes organizaciones.

Entre ellas destacaba la fundación Intheos, que lidera la batalla contra el cáncer en nuestro país. La organización cerraba así una semana repleta de buenas noticias, ya que el lunes recibió uno de los premios de la sexta edición de ‘Territorios solidarios’ de BBVA.De esta manera, al galardón se sumaba uno de los cheques benéficos concedidos por Openbank, patrocinador del espectáculo, y ‘Circlassica’. Una donación que servirá para que Intheos continúe con sus estudios sobre el cáncer y avance en su búsqueda de los tratamientos más avanzados para curarlo.Además de Intheos, las otras organizaciones beneficiadas fueron la Asociación Española de Niños con Enfermedades Hepáticas y Trasplantados Hepáticos, la asociación Duchenne Parent Project España contra la distrofia muscular de Duchenne y Becker y el Instituto de Investigación del Hospital La Paz. Todas ellas recogieron los cheques de manos del consejero delegado de Openbank, Ezequiel Szafir, y el consejero delegado de ‘Productores de sonrisas’, Manuel González.