INTHEOS RECOGE EL CHEQUE DE LA CAMPAÑA «SONRISAS DULCES» DE MIGUELAÑEZ

El 15 de febrero, se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil. Una señalada fecha que tiene por objetivo concienciar a la sociedad sobre esta enfermedad de la que cada año se diagnostican entre 1000 y 1100 casos en niños de 0 a 14 años en España, según datos de la Asociación Española Contra El Cáncer (AECC). La buena noticia es que ocho de cada de diez de esos pequeños logran curarse, y esto es gracias a la labor de organizaciones como la Fundación Intheos.

Desde que comenzó su andadura, hace ya más de una década, y de la mano de un prestigioso equipo médico en el ámbito de la investigación biomédica en oncología, Intheos se ha dedicado a investigar el cáncer con una única misión: intentar acercar los últimos avances a cada paciente, y hacerlo de la forma más personalizada posible.

Su labor ha sido reconocida en numerosas ocasiones (por ejemplo, como uno de los ganadores de la XI Convocatoria de los Proyectos Sociales del Banco Santander), y, entre las últimas, destaca la de la campaña ‘Sonrisas dulces’ de Miguelañez. La empresa decidió que la fundación tenía que ser la protagonista de la 11ª edición de su campaña solidaria, que finalizó el pasado 6 de enero.

Se trataba de una iniciativa cuyos fondos se destinarían, íntegramente, a la investigación del cáncer infantil. Para ello, se sirvieron de dos vías distintas. Por un lado, se colgó un vídeo alojado en la página web www.sonrisasdulces.com, y por cada click se recaudaban 5 céntimos para Intheos. Por otro, se puso a la venta unas chucherías, ‘Lazos solidarios’, de las que 10 céntimos irían a parar a la organización.

‘Sonrisas dulces’ finalizó el pasado 6 de enero, siendo un gran éxito, pero ha sido hoy, en el marco del Día Internacional del Cáncer Infantil, cuando Begoña Zancada y Cristina Hernández, directora y directora de Comunicación de Intheos, respectivamente, han recogido el cheque que expone que aquel vídeo solidario superó el millón de clicks.

En el acto también se encontraba Onésimo Migueláñez, presidente de la compañía de confitería, acompañado de su hija Noelia, y todos ellos se han mostrado felices por el balance de una campaña que permitirá que se sigan investigando nuevas vías contra el cáncer infantil.