Un impulso económico a la investigación oncológica Infantil

la Fundación Intheos ayuda a que investigaciones como las de la doctora López-Ibor lleguen hasta los paciente enfermos de cáncer

Blanca López-Ibor tenía ocho años cuando supo que quería ser pediatra. Fue en el momento en el que tuvo que darle el biberón a su hermana pequeña y lo único que le preocupaba era que no se atragantara. La opción de dedicarse a la investigación oncológica llegó más tarde, gracias a las palabras de un residente que, como ella, andaba por los pasillos de un hospital. Le recomendó que no se encariñara con Almudena, la niña con leucemia que estaba ingresada. “No me gustaría ser esta niña ni sus padres y tener un médico como tu”, le dijo la doctora, quien, a partir de entonces decidió dedicar su vida a estudiar, formarse e investigar el cáncer infantil.

Almudena no se curó pero otros niños sí lo han hecho gracias a su empeño. Hoy es jefa de la unidad de oncología pediátrica de HM Hospitales y con la ayuda de la Fundación Intheos ha conseguido aplicar los resultados que salían de los tubos de ensayo a un paciente concreto. “La Fundación Intheos surge en esta unidad de manera increíble. No la busqué y estaba claro que teníamos que estar alineados”, reflexiona la doctora. Intheos les financió un estudio gracias al cual “un niño que estaba desahuciado con 18 meses ya ha cumplido los siete años”.

López-Ibor y su equipo empezaron a buscar alteraciones moleculares en tumores incurables. La investigación en niños oncológicos no se parece a la de adultos, en parte porque los menores no tienen cáncer de mama, próstata, colon ni pulmón, sino cánceres con origen embrionario, leucemias o cánceres cerebrales. “Los tumores pediátricos tiene un índice mutacional más bajo que los adultos pero sí es verdad que puede haber una alteración descrita en un cáncer de pulmón frente al que hay una medicina y puedas utilizar esa medicina en un cáncer pediátrico”. Y así fue. Para curar al niño encontraron una mutación en un melanoma de adultos que se utilizó para curar al niño que padecía un tumor cerebral.

“Hay que ser realistas, se estudian muchos tumores y se encuentra poco pero si lo encuentras, es un hallazgo muy importante”. Por eso Intheos le va a financiar una segunda investigación para cumplir el objetivo con el que nació la fundación en 2010: que la investigación llegue lo antes posible a los enfermos de cáncer. La financiación es 100% privada y llega desde patronatos, socios o empresas como el Banco Santander, cuyos empleados donan un euro de su nómina para financiar proyectos solidarios; la doctora López-Ibor ha sido una de las beneficiadas de este proyecto llamado ‘Euros de tu nómina’.

La labor de la Fundación Intheos en este proceso es valorar las investigaciones presentadas por los científicos y conseguir los fondos para donárselo a los investigadores.

Gracias a esta financiación privada, la Fundación Intheos ha ayudado a poner en marcha, por ejemplo, un proyecto de investigación a nivel europeo de tumores de cabeza en niños que no tienen cura en el Hospital Niño Jesús. Pero no solo apoyan la investigación en cánceres pediátricos. También hay proyectos que investigan sobre cáncer de mama, tumores ginecológicos o forman a los nuevos oncólogos a través de simposios.

“Para ser un pediatra oncólogo” -explica la propia López-Ibor- “tienes que ser un médico que estudia toda la vida, que tu profesión sea una vocación. Además, debes saber manejarte con niños y entender que un niño no es nada sin su familia, amigos y colegio”. Para esta oncóloga pediátrica “tienes que ser capaz de integrar la enfermedad dentro de un ser humano sin sacarle de su entorno”.

El objetivo de la Fundación Intheos es que la investigación llegue lo antes posible a los enfermos de cáncer

López-Ibor recuerda que “el índice de curación global en España está cerca del 80%” y que hoy enfermedades que no se curaban, se curan. Por eso el siguiente paso no es ya curar niños sino hacerlo “con las menores secuelas físicas, psicológicas, sociales y espirituales. Conseguir adultos sanos como si no hubieran tenido un cáncer en su infancia”.

El objetivo de la Fundación Intheos seguirá este año centrado en el paciente, en dar respuesta a la lucha contra su enfermedad. “El éxito sería conseguir financiar todos los proyectos de investigación valorados y aprobados por su Comité Científico que buscan tratamientos para pacientes a los cuales o no les ha funcionado la quimio tradicional o no tienen tratamiento desde un primer diagnóstico”, explican desde la fundación. Ahora mismo hay cinco investigaciones abiertas en cáncer hepático, pulmonar, tumores pediátricos o ensayos clínicos con pacientes que necesitan entre 78.000 y 156.000 euros para seguir adelante.